lunes, 25 de marzo de 2013

Huevos de pascua


Ingredientes:

Chocolate cobertura 400g
Confites o caramelos (a gusto)

Utensilios: moldes de Huevos de Pascua o figuras, pincel de cerda fina. (Se compra en casas de repostería)



Preparación de los moldes
Antes de utilizar los moldes, los lavamos con agua tibia y jabón y los secamos muy pero muy bien.
Luego, les pasamos un paño limpio humedecido en alcohol y después un paño seco. Esto libera a los moldes de la grasitud que puede hacer que el chocolate quede adherido al molde y se pegue. Cada vez que utilicemos los moldes, debemos repetir el proceso de limpieza.
Fundido del chocolate
Trozamos el chocolate cobertura en trozos medianos en un recipiente que sirva para llevarlo al microondas o bien a baño María.
Si lo fundimos al microondas hay que hacerlo con mucho cuidado porque si se pasa, quedará duro e incomible. Para esta cantidad de chocolate son aproximadamente 3´ a nivel de cocción 40 (nunca a máximo), a mitad de cocción abrir el microondas y revolver bien, volver a poner y antes de llegar a los 3´volver a abrir para ver que el chocolate este bien, volver a revolver y sacar al finalizar el tiempo.
Para hacerlo a baño maría, llevamos el recipiente al fuego sobre otro con agua hirviendo pero mantenemos el fuego bien bajo para evitar que el chocolate se espese.
Derretimos el chocolate durante 3 o 4 minutos aproximadamente, revolviendo sin parar, hasta que llegue a los 39 a 45 grados de temperatura.
Para  comprobar la temperatura, retiramos un poco de chocolate con la espátula y lo probamos presionándolo entre los labios: si se endurece el chocolate quiere decir que ya está a punto. Retiramos el chocolate del fuego, agregamos los 200 gramos de chocolate restantes y revolvemos hasta que se disuelven.
Preparado del huevo
Tomamos los moldes de los bordes. Mojamos el pincel en el chocolate y pincelamos el interior del molde desde el centro hacia fuera para se adhiera bien a las paredes.
Una vez cubierto, golpeamos un poco el molde sobre la mesa para asentar el chocolate y que quede más brillante. Llevamos el molde, boca arriba, a la heladera, durante 10 minutos aproximadamente. No es necesario enfriar totalmente el molde, solo hasta que el chocolate coagule.
Retiramos los moldes de la heladera, aplicamos una segunda mano y reforzamos los bordes que es dónde se van a pegar las mitades. Ponemos el molde boca abajo, sobre una bandeja cubierta de papel manteca y llevamos nuevamente a la heladera durante 25 minutos hasta que el chocolate esté bien firme.
Desmoldado 
Limpiamos bien las aletas del molde con una espátula o cuchillo y luego presionamos con la punta de los dedos en el borde más ancho.

El chocolate ya moldeado sale fácilmente. De no ser así se vuelve a colocar en la heladera unos minutos más. 
En una de las mitades ponemos un poco de confites o sorpresas. Unimos las dos mitades con un poco de chocolate.

Las primeras veces me costaba despegar el huevo del molde, entonces cuanto más lo tenía en la mano, lo calentaba y más me costaba. Si te pasa esto, te sugiero que lo pongas en el freezer unos segundos para que vuelva a tomar la temperatura deseada para el despegue y vuelvas a intentar. Algunas veces me ayude poniendo con mucho cuidado una espátula adentro (donde ya el chocolate estaba despegado) para ayudar a despegar la parte del centro que es la que más cuesta.
 
Igual si hiciste las cosas como te dije, vas a ver que sale perfecto!








No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tu opinión me interesa. Gracias por comentar que te pareció la receta!